Imperial Triumphant: Spirit of Ecstasy

imperial-triumphant-spirit-of-ecstasy-lanzamientos-metal-noticias-sin-categoria Imperial Triumphant: Spirit of Ecstasy

Por: Gabriel Gutíerrez

 

La opresión y la oscuridad son un componente musical complicado de transmitir o bien comercializar, Imperial Triumphant no está redescubriendo un género o formando una nueva era; sin embargo, han logrado proyectar a un nivel comercial una combinación de géneros difícil de digerir, comprender, con un sonido saturado que nos puede recordar a los norteamericanos de Sunn O))) o incluso el caos de los Australianos de Portal.

 

Los componentes del éxito o el diferenciador que tiene Imperial Triumphant es en parte, el arte, la estética que empalma perfectamente con la música, y que a la par genera una disparidad; así como la estrategia de mercadotecnia –en colaboración con Century Media– y muy posiblemente la popularidad lograda con el concierto vía streaming con Behemoth.

 

Imperial Triumphant tiene sus bases en el Doom, Black, Death e incluso coquetea abiertamente con el Jazz; sus primeros destellos datan del 2008, pero el clímax musical comenzó con “Vile Luxury” (2018) y brillo con “Alphaville” (2020).

“Alphaville” sentó los cimientos para “Spirit of Ecstasy”, preparó al escucha para recibir un caos refinado, una oscuridad armónica y una disonancia pura. “Spirit of Ecstasy” se compone de ocho canciones, donde los cambios en tiempo y textura son constantes, pero siempre guardando la coherencia y sentido cronológico del álbum.

Con estructuras complejas, ritmos monótonos disonantes, Imperial Triumphant entrega “Chump Change” que su esencia tiene los momentos más densos y crudos del álbum en total simetría con “Metrovertigo”. “Tower of Glory, City of Shame”, es el primer desliz en las aventuras musicales de Zachary y compañía, donde los tintes del Jazz e incluso Blues se difuminan entre guturales y riffs contundentes, dicha canción resulta ser el preámbulo para el segundo single lanzado como promocional, “Merkurius Gilded”.

 

Esta canción es la más experimental, no por la composición musical perse, sino por las texturas y tonalidades que los cambios en tiempo y ritmo conllevan, lo anterior perfectamente yuxtapuesto con ese destello que Kenny G (Famoso saxofonista de Soft Jazz) aportó a esta obra.

“Death on a Highway”, agresividad, pausas que permiten el balance perfecto con las intervenciones instrumentales y esos roces experimentales, de igual forma es una canción plana, que logra levantarse un poco con los samplers del final y los últimos segundos de orquesta; “In the Pleasure of their Company” un intro totalmente de Jazz, disonante, con ese toque que nos remonta a la época del art decó, en definitiva, la canción que más nos remonta a “Alphaville”, una pieza instrumental en su totalidad, sin resultar tediosa.

Después de una catedra de Jazz, surge un silencio y comienza un intro, con cantos que nos recuerdan al Adhan o el llamado a la oración en el Islam, y así inicia “Bezumnaya”, entre samplers y voces distorsionadas, de las canciones más rápidas, y dispares del álbum; “Maximalist Scream” concluye este álbum con un intro espectacular, con una composición mucho más rítmica, y con una batería aplastante, todo degradado con voces guturales tanto en tonalidades graves, como agudas; un sonido hueco y seco permiten el cierre perfecto de estas ocho canciones de la mano de unas últimas notas en Jazz y el cierre instrumental al mero estilo de una película de terror.

 

Un álbum complejo, mucho más elaborado que “Alphaville”, llevan su imaginación más allá de lo tradicional, se entiende una madurez perfectamente trabajada, resultado de la notoriedad que han adquirido; sin embargo, dicha madurez pareciera que tiende a una perdida en la espontaneidad y lo burdo que mostraban en sus álbumes anteriores.

El arte, al menos la portada que es lo que hasta el momento se ha mostrado, deja mucho que desear; en comparación con el arte de “Alphaville” realizado por Zbigniew Bielak, la portada no transmite la estructura y misterio de las canciones.

En conclusión; un álbum que se debe escuchar varias veces y en diferentes momentos del día o del humor del escucha; en definitiva, una entrega más planeada, en algunos momentos se siente forzada esa faceta de experimento e improvisación. La esencia y los matices del álbum son interesantes e invitan a esperar el próximo lanzamiento; los músicos invitados aportan, empalman y crecen la postura de la línea musical de Imperial Triumphant

 

 

 

Imperial Triumphant: Spirit of Ecstasy
9/10

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.