Code Orange: Underneath

9.5/10

code-orange-underneath-hardcore-screamo-metalcore-lanzamientos-sin-categoria

Por Mario Valencia

Cuando escuché Forever, el debut de Code Orange en una gran disquera (Roadrunner), sabía que estaba ante una de las más innovadoras bandas de nuestros tiempos. Esa mezcla de hardcore, metal e industrial en una lúgubre atmósfera adolescente, resultó excelsa. La banda fue bien recibida, obtuvo el éxito merecido y comenzaron a aparecer en todos lados. ¡Hasta le compusieron su tema de entrada a Bray Wyatt!

Con semejante recepción, la gran mayoría de las bandas tiende a ceder en su agresividad, lo cual supuse pasaría. Ahora tienen un público más amplio, ansioso de un material accesible. Por suerte, no solo Code Orange mantuvo ese ímpetu inicial: lo elevaron a nuevos niveles con un amplio y renovado paisaje sonoro dentro de su propia personalidad que convierte a Underneath, su nueva producción, uno de los mejores álbumes en existencia. Incluso mejor que su antecesor.

De entrada, el disco propone una narrativa que no cede en ningún instante, donde se maneja una perfecta cadencia hasta el final. Underneath no es una obra para escuchar solo unas cuantas canciones o los sencillos y después irte. “(deeperthanbefore)” es una macabra introducción hacia un viaje que te exige mantenerte ahí durante los casi 50 minutos de duración para escuchar la progresión que existe entre cada pieza, los juegos que mantiene entre ser violento, electrónico y con algunas nuevas influencias alternativas como en “Sulfur Surrounding”.

En el lado industrial, se nota que estos jovenazos de Pittsburgh escucharon al maestro del género, pues hay una notoria influencia de NIN en esos potentes breakdowns y elaboradas melodías. “The Easy Way” es un claro ejemplo donde lograron conjugar el industrial con un moderno hard rock. “Erasure Scan”, es el track más brutal de todo Underneath, donde mejor expresan esa ira juvenil que aún le falta muchos años para agotarse. ¡Puro breakdown del bueno!

De lo más agradable, es el nuevo protagonismo a la voz de Reba Meyers quien se luce con “Autumn and Carbine” y “Who I Am”. También ayudó mucho la inclusión de un nuevo guitarrista en su alineación, Dominic Landolinia, para transformar caóticos acordes en pegadizas melodías, algo que sin duda ya faltaba en el hardcore desde hace mucho tiempo.

Pero no solo han crecido como músicos. Para Underneath, el grupo presenta una lírica más interesante sin depender tanto de la vulgaridad por doquier como en Forever. Basta con leer “Swallowing The Rabbit Whole” para notar una refrescante sutileza a la par de ahondar en la tragedia provocada por la incesante violencia. Siempre se puede llegar más bajo. Ya para el final en el tema que da nombre al disco, todos estos elementos conjugan para explotar en un cierre sinigual: los riffs, las voces limpias, los gritos, la desesperenza…

Code Orange dio un paso gigante como banda en todo aspecto. Si el hardcore jamás podrá tener el lugar que merece en el mainstream, al menos ellos merecen seguir en lo más alto del género. Beats interesantes, buenos riffs, darle su lugar imprescindible a cada integrante y una agonía en busca de esperanza, forman la primer obra maestra del año. Let’s take a good look at you…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.