Hardcore, identidad y contracultura

hardcore-identidad-y-contracultura-articulos-noticias-sin-categoria

Por: Emiliano Arriaga Laffan

“El hardcore siempre ha sido un mensaje que hace referencia al sentido de comunidad, en tanto que sabes que no eres la única persona que piensa de esa forma. El hardcore trata de estar orgulloso de quien eres y no estar conforme con el mundo “normal”. El hardcore trata de ser uno mismo y sentirse orgulloso por eso.”

-Jonathan Vigil vocalista de la banda The Ghost Inside.

El hardcore surgió como una expresión musical proveniente del punk rock estadounidense durante la época de los años 80’s; sin embargo, este estilo musical traspasó y trascendió las barreras del sonido, consolidando así un movimiento concientizador en la juventud que propone una serie de valores y acciones que apelan a la solidaridad, la fraternidad, el apoyo y la organización autogestiva para desmantelar ideas dominantes tales como el racismo, el sexismo, la homofobia y cualquier otro tipo de marginación social impuesta y fomentada por la totalidad del sistema cultural y social dominante.

El presente, abarca la historia del movimiento hardcore en los Estados Unidos, durante un periodo que corre de 1980 a 1990.

El punk y la identidad.

Antes de entrar en profundidad acerca del tema principal, debemos dar una breve introducción de los antecedentes históricos y explicar la influencia del punk británico con el punk estadounidense y con ello el inicio del movimiento hardcore, en un momento en el que los Beatles y los Rolling Stones, los Doors se consolidaban como la “máxima expresión” del rock y de la “contracultura” juvenil. En este sentido, el punk, como bien menciona Andrea Restrepo, en su libro “Una lectura de lo real a través del punk”, surgió como una necesidad para desmantelar los estereotipos y las herramientas ideológicas de alineación cultural, que se habían hecho presentes durante los años 60, la época más popular del rock.

hardcore-identidad-y-contracultura-articulos-noticias-sin-categoria

El significado de palabra “punk”, sin más ni menos, significa “patán” del inglés al español, sin embargo este movimiento utilizó esta palabra de manera irónica, utilizándola así como un carácter descriptivo, al rechazo sobre la imposición de roles y estereotipos sociales que existían durante esos tiempos. El punk se entiende así, como una forma explosiva de confrontación ideológica a los estereotipos y tendencias que ocultaban las formas reales de opresión social y cultural en contra de la juventud durante los años 70. Bajo este posicionamiento, el punk desembocó en un movimiento, que se convertiría en una de las primeras contraculturas del mundo contemporáneo durante el siglo XX.

Durante la época de la guerra fría, o sea los años 70, el punk en Europa se caracterizó por ser un movimiento juvenil creativo, que se introdujo de manera sencilla a las juventudes de las familias trabajadoras tanto del viejo continente como del mundo en general. El estruendoso sonido proveniente de la música en la juventud, dio con ello cabida a la crítica social y a posicionamientos políticos que rechazaban los dogmas y el control cultural establecido. El punk se presentó como un movimiento que generó mecanismos de organización autogestiva tales como el DIY (hazlo por ti mismo), en el que las bandas y seguidores pertenecientes al género, se unían para organizar tocadas, además de generar sus propios mecanismos de vivir fuera del capitalismo.

De estos mecanismos de organización autogestiva podemos resaltar la trascendente carrera musical, de bandas que apelaron a crear sus propios discos, mercancías y conciertos. Un ejemplo de ello, son bandas tales como The Ramones, Crass, Dead Kenedys entre otras tantas bandas más, que marcaron su lugar dentro de la historia de la “música ruidosa”. Con el paso del tiempo el punk formaría a ser parte fundamental de los rasgos identitarios y alternativas que evolucionarían a muchos otros tantos subgéneros musicales y movimientos contraculturales tales como el hardcore, o el punk crust.

hardcore-identidad-y-contracultura-articulos-noticias-sin-categoria

Ahora bien, una vez clara el tipo de influencia que el punk ejerció sobre el hardcore y otros tantos movimientos contraculturales, podremos notar que la identidad, formó parte central de estos movimientos, ya que según a las premisas emanadas del sociólogo mexicano, Gilberto Giménez, podremos comprender que la identidad, se entiende por todo aquel conjunto de propiedades y atributos considerados como factores constitutivos en las entidades, las cuales se mantienen constantes. El conjunto de repertorios culturales interiorizados, tales como lo son los valores, a los actores sociales se distinguen de los demás.

De tal manera, la identidad se concibe como la efervescencia de todas aquellas formas interiorizadas de la cultura y que, por tanto, la identidad se presenta como un tipo de construcción social, que se realiza desde el interior de marcos sociales y que determina sus posturas de los actores, además de orientar sus representaciones y acciones. En este sentido, tanto el punk, como el hardcore se encontraban en un momento en el que la polarización de posturas políticas, olvidaban la importancia de fomentar valores tales como la solidaridad y la fraternidad.

hardcore-identidad-y-contracultura-articulos-noticias-sin-categoria

Con esto, el hardcore presenta un marco identitario que implica una percepción del ser colectivo a través del tiempo, del espacio y de la diversidad de situaciones y que más allá de la permanencia, el hardcore se debe de entender como una continuidad que va a contracorriente, en tanto que es la identidad la que refiere al proceso evolutivo y no a una “constancia sustancial”. Asimismo, el punk se presenta como un detonante a este tipo de percepción identitaria. A tal grado que esto trasciende y se representa en otras expresiones. El hardcore por ejemplo, retomó el cuestionamiento y la critica a los valores estandarizados por la sociedad e subsumida en la subordinación, donde pernean los estereotipos y tendencias.

Contracultura y hardcore

hardcore-identidad-y-contracultura-articulos-noticias-sin-categoriaEste movimiento trajo consigo un planteamiento real en el accionar de la conciencia y con ello una serie de formas alternativas de entender al mundo y revolucionar las ideas del punk. El punk había llegado a un punto de quiebre debido al exceso de drogas y alcohol, Jesse Malin, guitarrista de la banda Heart Attack, decía que el hardcore se entendía como una crítica al desorden implantado dentro del mismo punk. Decía con exactitud Malin en una entrevista realizada por el periodista Tony Renton, que: “Por medio del hardcore estaremos frente a tu cara, teniendo algo que decir, pero de manera energizante y no bajo el efecto de las drogas”.

Ahora bien, si es real que el significado de la palabra “hardcore” significa “violento”, en español esto no significa, en un principio, que se apele a la hostilidad del entorno sino más bien a un posicionamiento radical, donde se eliminan las posturas que van con “rodeos”. La palabra, al igual que el movimiento, hacen referencia a un tipo de adscripción honesta sobre los principios de crítica a través de la crudeza musical, en la que se presentan mensajes emancipadores que cuestionan constantemente a la sociedad; como ejemplo de ello tenemos bandas principales tales como Black Flag, Minor Threat, Agnostic Front y los Bad Brains.

Asimismo el movimiento hardcore representó una postura política crítica que rechazaba el ascenso del conservadurismo neoliberal a manos de personajes tales como Ronald Reagan o Margaret Tatcher en Estados Unidos e Inglaterra. Principalmente el rechazo se enfocó a las practicas relacionadas con el fascismo como lo es la represión y la violencia institucional. En este sentido, el hardcore fomento en la juventud temas constantes para la reflexión política del entorno, de tal manera que fomentó un posicionamiento articulado en contra de cualquier imposición ideológica.

Como mencionábamos, el hardcore es un movimiento del tipo contracultural, pero ¿qué entendemos por movimiento contracultural? La contracultura, entendida según Luis Herrera Zavaleta, aparece muchas veces sumergida por la fuerza de la totalidad, dada por el imaginario social que establece un tipo particular de creencias, concepciones morales, y supuestos comportamientos. La contracultura es entendida como un paradigma que permite comprender el devenir de expresiones culturales alternativas a un sistema.[6] En este sentido, la contracultura actúa y trabaja para generar diferentes mecanismos que nos permiten vivir siendo personas autónomas en el pensamiento.

Ángela Piedad Garves Montoya, por su parte, comprende a las contraculturas como “poderes corrosivos del discurso dominante” y que por tanto su oposición se sitúa al margen, manteniendo y regulando sus propios medios de circulación dentro del “underground”. [7] Aunque este posicionamiento es real, considero que el hardcore no se queda tan al “margen” sino que, más bien, busca actuar y enfrentar de manera directa las injusticias del sistema por medio de un sistema organizativo tal como lo es la auto gestión, aplicada en el DO IT YOUR SELF en la creación de fanzines, mercancía hecha con la técnica de la serigrafia aplicada en la creación de discos, playeras, y carteles que forman y dan sentido a la gestión de conciertos.

El hardcore, está conformado por una fuente organizativa, enfocada desde un posicionamiento crítico, sobre las ideas dominantes del estereotipo imperante entendido desde el stablishment de la cultura norteamericana. Un ejemplo de ello lo podemos notar con las aportaciones de dos posicionamientos y alternativas como lo es el POSITIVE MENTAL ATTIUTDE (PMA) y el STRAIGHT EDGE ,que llevaron a la praxis no solo la crítica a la imposición de roles sociales, sino también a la concientización en la juventud.

hardcore-identidad-y-contracultura-articulos-noticias-sin-categoria

El Positive Mental Attiude, también llamado PMA, por ejemplo, fue un posicionamiento ideológico- filosòfico en la escena hardcore, propuesto hacia el año de 1986, como una forma de reafirmar que el movimiento no estaba argumentado bajo la violencia irracional, sino como una actitud de vida positiva y consciente. La banda norteamericana Bad Brains, proveniente de Washington, fue la primera en argumentar respecto a este posicionamiento. El PMA se materializo e hizo presente por medio de canción llamada “Attitude” donde los Bad Brains enunciaban dicha postura por medio de las siguientes líneas:

“Don’t care what they may say we got that attitude. Don’t care what they may do we got that attitude. Hey we got that PMA (positive mental attitude). Hey we got the PMA. Hey we got the PMA.”[8]

Paradójicamente, el término PMA fue un término retomado de un economista estadounidense pro- capitalista, llamado Napoleon Hillen, quien por medio su libro “Piense en hacerse rico” planteó el Positive mental attiude. Sin embargo, los Bad Brains, como conjunto musical independiente, no tomaron como referencia principal “la idea de hacerse millonarios”, sino más bien resaltar la importancia de hacer frente a los problemas sociales de manera positiva rechazando la negatividad y la desesperanza.

Sin duda alguna este posicionamiento trascendió con el paso del tiempo, a tal grado que representantes actuales de la escena hardcore hardcore-identidad-y-contracultura-articulos-noticias-sin-categoriamundial, tales como el músico y vocalista de la banda H2O, Toby Morse, quien en la actualidad se encarga de concientizar a la juventud a través de actos públicos en secundarias y preparatorias, donde se informa a los estudiantes norteamericanos la posibilidad de mantener una actitud mental positiva, que haga resistencia a los estereotipos implantados por el sistema, en el cual la toma de decisiones debe ser dada por uno mismo y no por lo socialmente impuesto.

Para finales de los años 80 e inicios de los 90, se presentaría uno de los más grandes posicionamientos filosóficos dentro del movimiento hardcore, el cual fue nombrado Straight Edge. Esta forma de entender el mundo, surgió como propuesta, proveniente de la banda estadounidense Minor Threat, por medio de la canción “Straight Edge”. Dicha canción se perfiló en realizar una profunda critica al uso y consumo de drogas duras en la escena del punk. Como ejemplo de ello, tenemos un fragmento particular de la canción el cual dice:

“I’m a person just like you. But I’ve got better things to do. Than sit around and fuck my head. Hang out with the living dead. Snort white shit up my nose. Pass out at the shows. I don’t even think about speed. That’s something I just don’t need. I’ve got straight edge.”[9]

El Straight edge que en español significa “sendero recto”, cimentó las bases de una filosofía de vida característica de las contraculturas del siglo XX, en la que se presentan una serie de compromisos llevados a la práctica de la vida diaria, donde la abstención del consumo de alcohol, drogas y sexo promiscuo, hace frente al estereotipo de “sexo, drogas y rock and roll” que propuso el rock durante los años 60. De tal manera, este mensaje se popularizó por todos los Estados Unidos y muchos jóvenes pertenecientes al movimiento encontraron refugio en esta filosofía de vida y con ello permitieron cimentar las bases de una escena.

Escena, características y valores particulares del movimiento.

En primera instancia, debemos de dejar en claro que la “escena” se presenta como un medio, en el que los usuarios simpatizantes con la causa del hardcore se encargan de llevar a cabo distintas actividades afines al movimiento. Alejandra Villanueva Contreras menciona que “una escena se define por un circuito de producción, mediante el conjunto de prácticas y dinámicas aplicadas a través de la organización interina del movimiento, lo cual permite que el sentimiento de inclusión opere en cada persona”. [10]

hardcore-identidad-y-contracultura-articulos-noticias-sin-categoriaPor lo tanto, la escena hardcore se comprende como un espacio organizativo integrado por promotores, organizadores, bandas, productores y seguidores que permiten articular el funcionamiento del movimiento. Esta lógica permite que se logren gestionar los objetivos principales a los que esta contracultura apela, tanto en un aspecto discursivo como en el accionar de sus prácticas cotidianas. En este sentido, como bien menciona Villanueva, las “escena” , o sea los espacios donde cobra sentido el movimiento, se ven atravesadas por dinámicas complejas a la constitución en las que los atributos de cada persona involucrada se ven afectada por procesos de elaboración identitaria.[11]

Como ejemplo de ello, podemos destacar cuatro ciudades donde el movimiento hardcore floreció de manera más profunda: Nueva York, Boston, Washington y Los Ángeles. Dichas ciudades, por medio de sus escenas, pudieron crecer a partir de la organización y la solidaridad. Por un lado, foros independientes que permitían a las bandas tocar y darse a conocer; por otro lado, los promotores y las bandas que sentían la necesidad de fomentar el movimiento.Foros que hacían fomento a la cultura tales como lo fue el CBGB o el Max’s Kansas City en Nueva York, por ejemplo, fungieron como espacios donde se desarrollaron historias, encuentros y experiencias no antes vividas en la historia de la musica, que se consolidaron durante los años 70, 80 y 90.

Ray Cappo, integrante de la banda Youth Of Today, menciona desde su experiencia personal que:

“El foro CBGB se volvió un escape de mi mundo, podías ver bandas increíbles por tan solo tres dólares, era como caminar en un comic, con superhéroes, villanos, y personajes que eran más que grandes. Eso era lo que significaba la escena en nueva york, los personajes de la escena eran más coloridos que el blanco y negro acostumbrado de la vida diaria.” [12]

Conclusiones desde la rebeldía.

Como hemos visto el movimiento contracultural hardcore surgió como una respuesta subversiva a los estereotipos impuestos por el sistema capitalista hacia finales del siglo XX. El hardcore presenta una serie de características, atributos, identidades y valores que permiten comprender una forma alternativa de ver la vida contemporánea donde se está frente a un contexto histórico en el que la desigualdad, el miedo y la ignorancia son el pan de cada día. El hardcore, al igual que otros movimientos, se volvió un mecanismo que permitió generar resistencia, a partir de ir a contracorriente de lo socialmente impuesto.

En este sentido, podemos aseverar que el hardcore, es un movimiento totalmente rebelde, si es que tomamos en cuenta el concepto de rebeldía propuesto por Albert Camus. El hardcore, se posiciona entonces como un movimiento rebelde, hecho por seres humanos conscientes que al negar discursos racistas, sexistas y homofóbicos. Según el filosofo Albert Camus, comprende a la rebeldía como aquella reflexion en toda persona que sabe decir NO pero no por el simple el hecho de renunciar, sino más bien en poner un límite, donde se posiciona un punto de vista en el que las cosas han durado ya demasiado, por lo que se debe transformar dicha realidad. [13]

hardcore-identidad-y-contracultura-articulos-noticias-sin-categoria

Por lo tanto, los mecanismos que proponen cambiar la realidad dentro del hardcore han puesto un límite a la manipulación social, apelando a que se rompan los estereotipos y las fronteras, para que el movimiento llegue a todos lados donde la juventud se encuentra harta. La contracultura entonces hace frente a la totalidad del sistema, por medio de la organización, la solidaridad, la fraternidad y el apoyo mutuo. Esto nos permite entender la importancia y la necesidad sobre la existencia de este tipo de expresiones en sociedades enajenadas por el individualismo. Estas representaciones, fomentan prácticas que buscan la emancipación de la juventud, enfrentado los problemas de la vida cotidiana de manera consciente, humana y transformadora.

Referencias:

[1]. “Una lectura de lo real a través del punk”, Restrepo Andrea, file:///C:users/AUTOACCESO.LAB004.001/Downloads/-data-H_Critica_29.pdf., Pág. 11
[2] “Punk un movimiento contracultura”L.L.Carlos y A.C. Carmen, http://www.lapaginadenadie.com/…/PUNK_unmovimientocontracul… Pág. 40
[3]. “Paradigmas de la identidad”, Giménez Gilberto, P.P. 38 y 39
[4]. “Paradigmas de la identidad”, Giménez Gilberto, Pág. 43
[5].“New York Cty Hardcore 1980-1990, Rettman Tony, Bazillion Points, Pág . 21
[6]. “Filosofía y contra cultura”, Herrera Zavaleta Luis. https://www.uv.es/sfpv/quadern_textos/v39p73-82.pdf Pàg 2.
[7]. “Nosotros los jóvenes: polisemias de las culturas y los territorios”, Garves Montoya Ángela, https://books.google.com.mx/books…, Pág. 105
[8]. La lirica de esta canción traducida al español dice: No importa lo que ellos digan, nosotros tenemos la actitud, No importa lo que ellos hagan, nosotros tenemos la actitud. Nosotros tenemos el PMA. Nosotros tenemos el PMA, nosotros tenemos el PMA. Esta canción fue tomada del disco bad brains, en el año de 1982.
[9]. La lirica de esta canción traducida al español dice: : Soy una persona justo como tú, pero tengo mejores cosas que hacer, que solo sentarse y joder su cabeza. O pasarla con muertos vivientes. Que esnifar mierda de color blanco, que desmayarme en los conciertos. No pienso en la velocidad, solo sé que es algo que no necesito porque he tomado el straight edge. Esta canción fue tomada del disco: Minor Threat, en el año de 1984.
[10]. “Nueva Ética, Cultura, Política y Estilos Juveniles”, Villanueva Contreras Alejandra.
http://portal.uasb.edu.ec/…/nineza…/articulos/Villanueva.pdf , Pag 3.
[11]“Nueva Ética, Cultura, Política y Estilos Juveniles”, Villanueva Contreras Alejandra.
http://portal.uasb.edu.ec/…/nineza…/articulos/Villanueva.pdf , Pág. 4.
[12]. “New York City Hardcore 1980-1990, Rettman Tony, Bazillion Points, Pág. 194
[13] Camus, Albert, El hombre rebelde, 1989, Alianza Editorial, Pág. 2

Bibliografía / referencias electrónicas:

· Camus Albert, El hombre rebelde, 1989, Alianza editorial
· Garves Montoya Ángela, “Nosotros los jóvenes: polisemias de las culturas y los territorios”,
https://books.google.com.mx/books…,
· Giménez Gilberto, Paradigmas de la identidad,
http://documents.mx/do…/gimenez-paradigmas-identidadpdf.html
· Herrera Zavaleta Luis, “Filosofía y contra cultura”,
https://www.uv.es/sfpv/quadern_textos/v39p73-82.pdf
· Rettman Tony, “New York Cty Hardcore 1980-1990”, 2014, Bazillion Points.
· Restrepo Andrea, “Una lectura de lo real a través del punk”, file:///C:users/AUTOACCESO.LAB004.001/Downloads/-data-H_Critica_29.pdf

· Villanueva Contreras Alejandra. “Nueva Ética Cultura, Política y Estilos Juveniles”, http://portal.uasb.edu.ec/…/nineza…/articulos/Villanueva.pdf
· L.L. Carlos y A.C. Carmen “Punk un movimiento contracultura”,
http://www.lapaginadenadie.com/…/PUNK_unmovimientocontracu

Comparte este artículo en ...
hardcore-identidad-y-contracultura-articulos-noticias-sin-categoria

One thought on “Hardcore, identidad y contracultura”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.