Septicflesh: Codex Omega

septicflesh-codex-omega-gotico-lanzamientos-metal-sin-categoriaPor Mariana Serrano

Luego de su último material Titan en 2014, la banda griega Septicflesh, nos trae su décimo álbum de estudio titulada Codex Omega, producido por Jens Borgen y la propia banda y salió bajo el sello de Seasons Of Mist. Dividido en 2 discos, en los cuales se presentan temas que no esconden una obscuridad bastante marcada y es resaltada por una gran orquestación, sin dejar de lado lo extremo; un gran trabajo que se complementa enormemente y que si te gusta disfrutar de temas lúgubres y con tintes retros de bandas sonoras de terror.

El álbum comienza con “Dante’s Inferno”, un tema referente a la obra literaria del italiano Dante Alighieri, la primera parte de la famosa Divina Comedia y al escritor mismo, cuenta con un vídeo en 3D; la melodía es relativamente tranquila, pero oscura, es buena para ir “calentando”. “3rd Testament (Codex Omega)” es el segundo tema con bastante fuerza  y una lírica muy  interesante en donde se plantea la existencia de un tercer testamento como su nombre lo indica, pero con un giro bastante curioso: si Satanás fuese el dios padre, el anticristo su hijo, Lilith la madre y Lucifer el espíritu de luz o santo (como lo conocemos en latinoamérica). A continuación tenemos “Portrait Of A Headless Man”, el tercer tema que mantiene el ritmo e incrementa el poder con los guturales graves de Spiros Seth Antoniou, con pequeños riffs muy bien marcados y acompañamiento orquestal y de coros, además cuenta con un gran trabajo en su videoclip.

La religión tan presente desde ya hace mucho tiempo, la compasión  y el temor que pueden provocar según la imagen de Dios que han dictado esas doctrinas, el conocimiento es un peligro para ellos  y por eso lo niegan, es a lo que se refiere “Martyr”, el cual es uno de los temas más sobresalientes.  “Enemy Of Truth” habla sobre la “supuesta verdad” que hoy en día tenemos a nuestro alcance y las verdades que nos ocultan para caer en la ignorancia y controlarnos.

En “Dark Art” tenemos un arranque con una melodía de piano un tanto melancólica y con fragmentos de voz limpia que se complementa con los grandes arreglos orquestales; “Our Church, Below The Sea” es un tanto parecida a la anterior en cuanto a estructura musical, en ella podemos encontrar referencias entrañables para nosotros los góticos y fanáticos de la ciencia ficción, como lo es la mitología de la “Atlántida” o la presencia de “Cthulhu” de H.P. Lovecraft .

Acercándonos a lo último del primer disco tenemos “Faceless Queen”, sin duda uno de los temas más ‘pegajosos’, con un poco de todo e incluyendo una guitarra acústica, el inicio de la ambientación fílmica y en la parte lírica tenemos una reina destronada, sin rostro, como si tan solo tuviera una máscara hecha de piel, porque posiblemente sea una serpiente que del sol se oculta, es así como podemos deducir que es la madre Lilith, la desterrada.

Siguiendo por el tema de la religión tenemos a “The Gospels Of Fear”, tema algo corto pero contundente y lleno de death metal, destacando bastante el trabajo de la batería y las guitarras. “Trinity” nos habla precisamente sobre aquél dogma, y es con el tema que cierra la primera parte del álbum.

“Martyr Of Truth”, “Dark Testament” y “Portrait Of A Headless Man” son parte del segundo disco en material en físico; verdaderas joyas instrumentales, que ni siquiera necesitan letra para ser captadas y percibir todas las emociones y sentimientos que nos quieren reflejar y toda su influencia de la banda por las películas de horror que hoy en día son consideradas de culto, estos solamente pueden ser entendidos hasta que se escuchen.

Codex Omega, es un excelente álbum en el que se nota todo el trabajo y cuidado a cada detalle, cada nota; en donde demuestran porque son los pioneros del symphonical death metal y cuya permanencia será de mucho tiempo. Si existe algún detalle en contra, tal vez podría ser que para muchos les parezca demasiado largo (si incluimos las piezas instrumentales), pero también si es que se disfruta de este género, es algo que se incluso se puede agradecer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *