Alice Cooper: Paranormal

alice-cooper-paranormal-lanzamientos-rock-lanzamientosPor Andre Dulché

Hace mucho que no teníamos noticias de Alice Cooper, seguía de lleno con su programa de radio en Estados Unidos, de vez en cuando salía con Hollywood Vampires (muy buen disco, por cierto) y fue hasta hace un mes que empezó a volver a llamar la atención.

Primero anunció que se iba a juntar con sus amigos setenteros de la Alice Cooper Band, luego se anunció su show en México en el Mother Of All Rock Festival en Monterrey y la estocada final, un nuevo disco llamado Paranormal.

Dijo que este sería el primer álbum en años (tal vez de su carrera) sin una trama detrás, canciones un tanto aleatorias, que bien podrían ser un single cada una sin llevar una trama especial; claro, si tiene el alma de Alice Cooper de hablar sobre personajes bien pensados o él mismo, pero esa parte que tuviera momentos de gloria en Alice Cooper Goes To Hell, Billion Dollar Babies o hasta en  los discos en conjunto Brutal Planter / Dragontown estaría ausente.

El primer sencillo que salió fue “Paranoic Personality”, una gran canción al estilo Alice, con algunos guiños a Vicious Rumors o algunos tracks de los setentas, sencilla, buena letra, rock clásico. Sí, caímos en el viejo truco de ‘la mejor rola es el sencillo’, nos lo vendiste bien Mr. Furnier. ¡Eres diabólico!

La portada es al estilo Andy Warhol pero realmente es fea, pero nunca ha sido su fuerte ese aspecto, son los shows. Al menos han sacado una app donde puedes colocar tu foto a lado de la de Cooper. Es lo único que podemos hablar de este aspecto.

El disco abre con “Paranormal”, un track que empieza lento, muy de abertura a un show, un tanto Along Came A Spider, tiene buen ritmo y que te dice ‘que no tengas miedo cuando no hay nadie en casa’; aquí el bajo corre a cargo de Roger Glover de Deep Purple. De ahí pasamos con una buena dotación de tamborazos a “Dead Flies”, un rock setentero modernizado, sin pretensiones ni en sonido ni en la voz, sabe sus limitaciones y no va más allá porque no hay necesidad. Ambos tracks recomendables.

Turno de “Fireball” donde se tragó a Deep Purple, ¡Un momento! No se lo tragó, y no es que Roger Glover de DP esté en la casa, sino que esta canción realmente nació a finales de los años sesenta pero nunca cobró vida hasta ahora. Una canción que habla de un sueño donde el mundo llega a su fin.

“Fallen In Love” tiene en la guitarra al maestro de la gran barba del rock sureño, Billy Gibbons de ZZ Top en la guitarra líder y si no lo identificaste mereces morir de forma violenta. Así que el rock sureño mezclado con horror rock se hace presente, muy de bar, rápida, para beber y gritar en el coro. Seguida de este gran track viene otra para felicitar al amo de Detroit, con un estilo hablado/cantado tipo “Little Things” tenemos “Dynamite Road”, una historia de una banda encontrándose con el diablo, adivinaste, en la carretera.

Luego llega “Private Public Breakdown”, a medio tiempo, bajando el ritmo y mostrando que también sabe hacer porquerías, no todo podía ser bueno. “Holy Water” tampoco es una maravilla, sin embargo nos da un estilo diferente, no fácil de digerir a pesar de que Mr. Cooper ha hecho de todo. Ahora tocando estilo big band (que suena más a los músicos de los Muppets). Al final terminas cantando el coro; algo similar pasa con “Rats”, donde la toca con la exAlice CooperBand pero fue escrita por Cooper, Bob Ezrin (su antiguo productor y que regresó para este disco) y Tommy Henriksen.

En la parte final de las canciones creadas para el disco (los bonus llegaron al final de las grabaciones) está “The Sound Of A” que es una canción que Alice compuso hace más de 40 años, de ahí que su sonido y estilo sea retro “Only Woman Bleed”, oscura, teatral.

Como bonus tracks tenemos “Genuine American Girl”, a lado de sus compañeros Neal Smith, Michael Brue y Dennis Dunaway de la vieja guardia, con los cuales crearía “I’m Eighteen” o “No More Mr. NiceGuy”. Tristemente se siente que ellos no evolucionaron, siguen con la bandera americana puesta como si fuera “Elected” y no dan nada nuevo, una track del olvido total, mala. La segunda es “You And All Of Your Friends”, totalmente contraria a la anterior, con buen ritmo, buen coro y slides. Aquí la batería se lleva toda la atención.

Por último, seis tracks clásicos en vivo grabados en su último concierto en Columbus, Ohio en 2016. Las hemos escuchado miles de veces, así que no hay más que decir.

Paranormal nos muestra buenas nuevas canciones, por ahí también unos tropiezos pero nos deja claro que sigue aumentando su legado. Un disco más enfocado a fans de años y no tanto a nuevas generaciones, su estilo e invitados no son unos ‘chamacos’ así que es para complacer a quienes pagan por verlo en vivo. Se entiende que no tenga un tema eje por contener canciones antiguas, pero si se extraña esa parte que lo ha hecho un icono.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *