Obey The Brave: Mad Season

obey-the-brave-mad-season-hardcore-screamo-metalcore-lanzamientos-sin-categoriaPor: Bruno Domínguez

Después de casi tres años de inactividad y tomando en cuenta varios problemas con el lanzamiento de su nuevo disco, la banda franco-canadiense Obey The Brave, nos sorprende con: Mad Season, material discográfico que se lanzó a través de Epitaph Records en todos los formatos y plataformas digitales.

Mad Season, es un álbum de 12 canciones que denotan la ya característica actitud old school que se cargan los oriundos de Montreal, Quebec. ¿Qué lo hace distinto? El proceso de producción por el cual tuvieron que pasar tan complicado, pues desde enero de 2016, era un hecho comenzar a grabar a lado de Tom Denney (ex guitarrista de A Day To Remember), sin embargo, cuando la agrupación ya se encontraba lista para dar los detalles acerca del lanzamiento, el productor originario de Florida se dio a la fuga con el producto final, mercancía y obviamente, los ingresos obtenidos por el “trabajo” que realizó.

A consecuencia de esto, los integrantes de la banda: Alex Erian (vocalista), Cory Wilson (bajista), John Campbell (guitarrista), Terrence McAuley (guitarrista) y Steve Morotti (baterista); comenzaron a dudar acerca de su futuro: “Nos preguntamos cómo podemos seguir con estas dificultades, sabiendo todo el dinero que perdimos y el disco grabado por completo” mencionó Erian. Fue entonces cuando decidieron ponerse en contacto con Dean Hadjichristou (Parkway Drive, Protest The Hero), amigo cercano de McAuley para comenzar a hablar de un disco que no sólo fuera lo nuevo de Obey The Brave, sino, que representara la forma en la que superaron los malos ratos que pasaron, pudieran demostrar que remontarían la escena por su cuenta y fuera una carta pública hacía la mala jugada que les hizo Denney.

Sabiendo lo anterior, podemos tener un mejor contexto de las circunstancias en las cuales se sumergió OTB para por fin sacar a la luz Mad Season, lo que nos permite entender y realmente sentir esa pasión y perseverancia que mostró la banda durante el último año.

Comenzamos con “On Thin Ice”, tema que no se anda con rodeos, pues resulta ser una canción de 3 minutos con 40 segundos, la cual rompe con la tradición de los dos discos anteriores (Salvation, Young Blood), que resultaban ser intros cortos de aproximadamente un minuto, con mensajes de amistad, actitud old school y diversión ante la vida. ¡No! Realmente tienen mucho que decir desde el grito de Erian: “Game on!”, pues denotan a través de la letra la decepción que tienen a manos de un viejo amigo y que realmente fue una mala idea, pues gracias a ello él se encuentra sobre hielo delgado.

Cabe destacar que, no se trata del primer disco que graba Cory Wilson sólo como bajista, supliendo a Miguel Lepage, sino, que también tiene una participación relevante cuando se trata de escuchar las voces limpias del disco, hombro a hombro, con un nuevo estilo también ya adoptado por Alex Erian, al llegar a la parte de los coros.

Drama”, es el segundo sencillo que se extrae de Mad Season, tema que, en palabras de la agrupación, fue con el que quedaron más felices. Desde el inicio de la canción, nos da un preámbulo emocionante con vocales de todo el grupo al unísono (Wo oh, wo oh oh), la combinación de riffs pesados y ritmos variados por parte de Morotti, ocasionan que te enganches de inmediato, sin embargo, la participación de Steve Marois es increíble, pues es inevitable que lo primero que se te venga a la cabeza sea Despised Icon. El video musical y la canción en sí, son una muestra de la madurez que ha logrado OTB, musicalmente hablando.

On Our Own”, es el primer sencillo que la agrupación decidió soltar el 4 de abril, pues en él expresan su sentir, su forma de actuar después de lo ocurrido con Tom Denney, por lo que les pareció como una excelente carta de presentación de Mad Season. Con un video musical en el cual se muestran con amigos y relaciones cercanas, se escucha un ritmo que sólo te inspira a hacer un circle pit, en donde quiera que estés y unirte a la intensión de OTB de hacer las cosas por tu cuenta.

Y así llegamos a la canción que da título al álbum: “Mad Season”, literal expresa la época tan loca por la que tuvieron que pasar y con un estilo mucho más old school decirnos que continuaron adelante, sin que nada les quitara lo mejor de ellos. Puedo asegurar que, si se escucha este tema estando consciente de la letra, seguramente te dará para arriba. Si eres de los que les gusta meterse al mosh pit, no te importará en dónde estés, querrás sacar tus mejores pasos de baile con las transiciones de downbeats a breakdowns tan característicos de la banda. Personalmente pienso que es un excelente homónimo que resultó ser mi canción favorita del disco.

97 Again” prácticamente es una segunda parte de “Back In The Day”, canción del segundo disco Salvation. Resulta inevitable recordarla por el tema que toca de regresar a esas épocas en las cuales se disfrutaba de todo sin alguna preocupación, además por el ritmo tan two step que se escucha desde un inicio que lo único que te provoca es querer cantarla con tus amigos, mientras tomas una buena cerveza con ellos.

Y llegamos a la parte en la cual no se entiende nada… “Les Temps Sont Durs” representa otra de las tradiciones que OTB ha plasmado en ahora sus tres discos de estudio, que es grabar una canción en francés, así que, de la letra no tengo mucho que decir… sin embargo, comienza con todo el poder de un circle pit en tu cabeza, teniendo transiciones de todo tipo hasta terminar con un downbeat y un solo de guitarra bastante chévere.

En “Low Key” se escucha un riff aislado de guitarra, seguido de golpes de batería a la tarola y al tom de piso, continúa la voz de Erian: “613 x OTB. Back off, let me be I keep it low key!” y es cuando se suelta el ritmo que eriza tu piel para comenzar a descontrolarte. Así resulta ser la canción más corta pero no menos disfrutable del disco, haciendo un par de referencias como el PMA (Possitive Mental Attitude) de H2O y el clásico “The beat goes on” de OTB en otras canciones desde las entregas anteriores.

Nota mental: Si los mexicanos mencionáramos nuestros códigos postales en las canciones, creo que no se escucharía con tanta actitud.

Obey the brave!” grita la agrupación en “Feed The Fire” por lo que ocasiona que por ese simple hecho la reconozcas como una canción representativa del grupo, además, porque es una canción que está todo el tiempo hasta arriba, con transiciones un tanto melódicas en los coros, pero eso no ocasiona una disminución de velocidad, hasta que llegamos al segundo puente, con un downbeat y por fin el breakdown tan esperado después del segundo coro.

The distance” resulta ser la canción en la que más participa Cory Wilson con su voz limpia y guturales. Los coros de este tema resultan ser bastante fáciles de aprender, por consiguiente, son difíciles de sacártelos de la mente, puedo recalcar, que al final de la canción se escucha una transición bastante agradable que, al cerrar los ojos, la puedes valorar mucho mejor. En palabras de mi hermano, creo que las conclusiones de muchas de las canciones OTB te dan cierto sentido de esperanza.

Way It Goes”, es una canción que te recuerda de alguna forma a otras bandas de metalcore, sobre todo e irónicamente, me pareció con cierto estilo de A Day To Remember, sin embargo, sólo se trata de una referencia pues en todo momento continúa la marca de OTB.

Llegamos a la parte que más ha causado controversia acerca de este disco. “RIP”, si la escuchas en cualquier otro lado, nunca te imaginarías que es Obey The Brave, ¿por qué? Pues resulta que ésta es una canción con la que colaboran con un grupo de rap francés llamado Loud Lary Ajust, haciendo una combinación bastante interesante de hip hop con sonidos pesados, sobresaliendo el breakdown que se escucha casi al final de la canción. Personalmente me pareció bastante bien lograda esa fusión de géneros.

Finalmente llegamos a la última canción “This Is It”. El título se me hace muy acertado para ser la despedida del disco, la letra resulta ser bastante nostálgica al hablar de un momento en el cual uno se encuentra perdido, sin posibilidades de encontrar un camino de regreso, sin embargo, el consuelo es “esta música”, que es lo único que se tiene en ocasiones. El tema se va apagando hasta que se escucha la misma melodía de guitarra que al inicio de la canción, lo que ocasiona que sea un buen desenlace para quién lo está escuchando.

Musicalmente, me hace muy feliz, es mucho más diverso. La cosa es que nos salimos de nuestra zona de confort”, comenta Erian en una serie de documentales en los que explican el proceso de grabación de Mad Season. Realmente se nota que hoy en día, a consecuencia de lo que pasó, se unieron más como agrupación, teniendo un sonido mucho más maduro y sólido, sin perder la esencia que siempre ha caracterizado a la banda. Podemos definir que Mad Season es el mejor disco de la banda desde el origen de la misma, no sólo por lo logrado musicalmente, sino, por representar un parteaguas para ellos y replantearse de ahora en adelante lo que desean realizar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *