Los 10 mejores temas de Guns and Roses

Por Chico Migraña

los-10-mejores-temas-de-guns-and-roses-articulos-noticias-sin-categoria

 

Originalmente una banda de hard rock que además de buenas fiestas hacía buena música, Guns and Roses se convirtió en una banda de repetir fórmulas. Y lo hicieron de manera soberbia en ocasiones, pero al final eso cansó al público y probablemente a ellos mismos. Aquí una selección de sus 10 mejores temas, y el que no haya ninguno de Chinese Democracy no es casualidad.

1- Estranged

Guns and Roses ha encontrado un gran nicho en la creación de canciones épicas, y Estranged es el epítome de esa tendencia. Sin un coro definido, con gran cantidad de versos y solos de piano y guitarra, lo que la coloca en el número 1 es como lograron amalgamar todo eso en una maravillosa secuencia de más de 9 minutos en los que jamás te cansas. Probablemente sea el trabajo de guitarra más destacado y sentido de Slash con la banda, tanto así que en las notas del librillo de Use Your Illusion II Axl le agradece por “las maravillosas melodías en la guitarra”. Es una canción a la que le queda el adjetivo de “magistral”. Es casi imposible escuchar algunas de las líneas melódicas y solos de guitarra y no sentir que se eriza la piel. El crédito de la canción es exclusivo de Rose, muestra de que por momentos puede ser un gran creativo. Finalmente, el juego entre piano y guitarra es destacadísimo.

 

2- Welcome To The Jungle

Nombrada en 2009 la mejor canción de Hard Rock de todos los tiempos de acuerdo a VH1 (y sí, es VH1 y eso le quita mérito pero es un medio masivo), es una canción que en su tiempo se suponía mostraba que el rock podía ser sucio y peligroso. El riff de entrada es todo un clásico y el riff que le sigue y que es el que más se repite en la canción, muy al estilo AC/DC le dan vida y la elevan como un clásico casi instantáneo. La batería lenta y al grano con detalles en el cencerro le da un toque diferente y sensual. La línea de bajo con mucho sentimiento complementa la línea melódica de la voz que tiene muchos ganchos, es decir, se te pega casi de inmediato. Los solos de Slash si bien no son de otro mundo sí son muy sabrosos. La parte previa al “You know where you are?” crea una atmósfera de ansiedad que rompe con el regreso del riff central.

 

3- Civil War

Otra gran épica firmada por la trinidad Rose/Slash/McKagan. Además de la música, que es soberbia, el tema está lleno de referencias a diversas obras. Por ejemplo, la línea que se escucha al principio (what we’ve got here is failure to communicate…” es el sampleo de una línea de la cinta Cool hand Luke. Sobre es misma línea Rose silba una melodía (y la repite al final de la canción) que refiere a la canción When Johnny Comes Marching Home, tema que cantaba la gente en espera de que sus seres queridos regresaran de pelear en la guerra civil estadounidense entre 1861 y 1865. Finalmente, a media canción Axl recita en inglés parte de un discurso de un comandante de la guerrilla peruana, un grupo terrorista llamado Sendero Luminoso que estuvo activo desde finales de los sesenta y hasta principios de los 90. En cuanto a la música, es otra que empieza con calma, con un piano, unas líneas en la guitarra que apenas apoyan y una intro cantada casi en susurro hasta que rompe con un riff que va acompañado de la clásica forma de cantar de Rose, aunque en esta canción enfatiza más la parte rasposa para darle sentido a la temática anti guerra de la canción. Como tras en su catálogo, la rola navega entre partes tipo balada con el piano y partes más rockeras con buenos riffs tanto en la guitarra como en el piano, excelentes solos y una letra inteligente y provocadora. El uso de la tecnología como efectos especiales y los sampleos le ayudan mucho al tema. Es por cierto la última canción que grabó Steven Adler con la banda.

 

4- Nightrain

Si bien las épicas de la banda podrían ir una tras otra en el top ten y dejar en el fondo a las más rockeras, es el balance entre unas y otras el que hizo a Guns tan grande. Por eso, en cuarto lugar pongo Nightrain, un tema de rock ñero, con un riff pegadizo, una batería simple pero con el detalle del cencerro, muy melódica y al grano. Lo que la hace sin embargo grande es ese juego entre la melodía vocal y la guitarra en el verso y el riff que le da vida. Cuando se acelera un poco es hard rock del más puro, guitarra sucia, un par de solos blueseros sin trucos, simplemente rasgando las cuerdas de gran forma para dar paso a otro buen riff, otro set de solos sabrosos y todo para hablar de un vino que los ponía locos por su alto contenido de alcohol y su bajo costo.

 

5- November Rain

Otra gran épica, aunque ya también empieza a notarse la tendencia a las intros e interludios de piano aderezados con buenos pasajes de guitarra que hacen que la canción vaya de un formato semi balada a algo más hard rockero. Lo que distingue a esta en todo caso es el arreglo de cuerdas que acompaña casi todo el tiempo. Es algo así como Meat Loaf mezclado con algo de Elton John y Queen. Otra notable diferencia es que Matt Sorum era un baterista más completo, o por lo menos con mayor participación más allá de llevar el ritmo y nada más. En general es un muy buen tema aunque le ayudó mucho la difusión en radio y tele. Una vez más la canción se solidifica con excelentes solos de guitarra y una historia que puede ser la de cualquiera, además, los últimos dos minutos son muestra de lo que pudo haber sido la banda si no se hubiera separado.

 

6- Sweet Child O Mine

Ese riff de entrada se va a tararear por generaciones, fue uno de esos momentos de inspiración que tienen a veces los músicos que sin quererlo tal vez trascienden y se vuelven inmortales. Una vez más destaca la enorme capacidad melódica de la banda, ese saber manejar muy bien el tener dos guitarras, porque siempre hay una base melódica sobre la cual normalmente Slash se puede explayar, y este tema no es la excepción. Los solos con pequeños toques de efecto wah wah le dan un saborcito diferente y la parte media más tipo funk le dan personalidad. Según Slash el riff clásico empezó como un ejercicio de calentamiento que Izzy le pidió que siguiera tocando para agregarle algunos acordes, y así surgió el clásico. A veces cuando no se busca algo es cuando aparece.

 

7- Paradise City

Esta es otra canción que empieza muy sencilla con una progresión de cuerdas bastante sencilla, una melodía vocal pegajosa, un ritmo de batería muy básico pero preciso y un par de solos que ponen un poco de melancolía. Luego de un silbatazo como para arrancar un juego de soccer empieza un riff  absolutamente hard rock que sirve de base para el resto de la canción y que sólo cambia cuando entra la voz. La variedad de mini riffs en los diferentes versos le dan versatilidad a la canción. Esta sí es una en la que Axl lleva el peso casi todo el tiempo. Ya hacia el final se acelera el tempo en algo que parece un guiño al punk. Es la gran variedad de detalles la que hace que Paradise City destaque, además de la famosa línea “take me down to the Paradise city where the grass is green and the girls are pretty”. También, esa especie de anarquía musical con la que finalizan los últimos dos minutos eran un reflejo de lo que le faltaba al rock en ese tiempo

 

8- Don´t Cry

Esta es una de esas canciones que no podrían faltar en la lista porque sonó tanto en la radio y se difundió tanto en MTV que difícilmente podría uno sacarla del listado, pero tiene el problema de que ya es parte de una fórmula, un patrón en Guns and Roses de empezar suave, como si se tratara de una power ballad, con piano, acordes ligeros en la guitarra, una línea de bajo melancólica, la batería sólo poniendo acentos y luego un riff más macizo que soporta un buen solo para que luego, de nuevo, regrese la balada … lo mismo de varias canciones más de su catálogo.

 

9- You Could Be Mine

Esta arranca con un solo de batería al que se le une un solo de guitarra que hacia el final ofrece un toque de efecto wah, muy rockera desde el inicio luego arranca con la voz y se sostiene con un riff muy melódico pero crudo. Destaca el trabajo en la batería de Sorum que una vez más usa su instrumento para añadirle vibra a la canción y no sólo para poner un ritmo. A pesar de ser más bien a tempo medio es difícil escucharla y no mover ya sea el pìe o la cabeza, y si bien no es como para armar un slam tiene la potencia suficiente para satisfacer a cualquier amante del hard rock. Contrario a lo que se `piensa no fue escrita para Terminator, de hecho se escribió desde la época de Welcome to the Jungle, y de alguna manera la actitud anárquica que exuda la canción tiene más sentido en esa época que en la de los Use Your Illusion. Otro dato curioso es que en los créditos de escritura de la rola aparecen Elton John y Bernie Taupin.

 

10- Get In The Ring

Quizás más por la cantidad de insultos que por otra cosa, esta canción entra en el top ten porque además no es parte de la formulita de power ballad con un riff pesado a la mitad. Esta es más un ataque hard rockero con detalles punk que pone nombres de periodistas con los que la banda tuvo problemas. Es más el ambiente de querer pelear que tiene la canción lo que la destaca que la música en sí, además los sonidos de multitud tipo concierto que se le agregaron a la canción le dan un aura de transgresión que resulta muy benéfica para el tema. No falta el piano pero aquí está más como apoyo, por debajo de las guitarras cuyo sonido es más bien crudo y sucio. Curiosamente a pesar de que parece ser en vivo, nunca la han tocado en un escenario.

Un comentario en “Los 10 mejores temas de Guns and Roses

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *